¿Qué es la energía telúrica?

Earth RevisitedLa mayoría de mis clientes me hacen siempre las mismas preguntas: ¿Qué es la energía telúrica? ¿Cómo es la energía de la Madre Tierra? ¿Se puede medir? ¿Tengo suficiente energía en mi casa? ¿Cómo debe ser esta energía? Y cuando hay desequilibrios energéticos, por supuesto, la pregunta estrella ¿Cómo puedes corregirlos? Este artículo pretende ser una pequeña explicación introductoria para resolver este tipo de cuestiones generales sobre la energía telúrica.

El campo de energía de los seres vivos

Todos los seres del universo generan un campo de energía. Algunos seres generan campos energéticos muy simples –un simple pulso de vida a su alrededor– otros en cambio, generan campos de energía extremadamente complejos, con infinidad de niveles, sutilezas, subcampos e incluso son capaces de interaccionar de forma inteligente con el campo energético de otros seres. Éste es el caso del planeta donde vivimos, Gaia.

El campo energético de nuestra Madre Tierra es extremadamente complejo ya que, de hecho está formado por varios campos energéticos distintos que conviven en un mismo espacio empezando por su pulso vital –el de su cuerpo físico–, pasando por su complejo sistema de meridianos, hasta llegar hasta sus cuerpos mental, espiritual, etc.

Mapa energético de una vivienda particular de un edificioLa energía telúrica

La energía que comúnmente se conoce con el nombre de Energía Telúrica (la que asciende del subsuelo) es la que corresponde con la energía del cuerpo físico de la Madre Tierra, su pulso vital. Este pulso arranca en las profundidades de su núcleo y se extiende de manera vertical ascendente hacia todos los rincones de la superficie terrestre y se va caracterizando y matizando para cada área de la superficie terrestre en función de las características físico-químicas de los materiales que encuentra en su recorrido (de unos 6.500 km.).

La diferencia de materiales, estratos, densidades en los distintos recorridos ascendentes de la energía telúrica serán lo que provocará la maravillosa variedad de matices que puede llegar a tener esta energía al llegar a la superficie. Esta variabilidad es el primer factor que estudia la Terapia del Espacio y lo modela y mide utilizando dos variables: Polaridad y Calidad.

Polaridad

De forma parecida a la luz blanca, que en el fondo está formada por tres haces de color rojo, verde y azul, la energía telúrica se caracteriza por estar formada por dos manifestaciones a un tiempo, esto es, la manifestación Ying y la manifestación Yang. La proporción y relación que guarden entre ambas [polaridad] determinará el carácter energético de la zona, desde la más pura de las tendencias centrípetas y cohesionadoras (un área totalmente Ying) hasta la más aguerrida de las tendencias centrífugas y dispersoras (un área totalmente Yang).

Todas las combinaciones y proporciones son posibles y válidas aunque solamente algunas de las combinaciones son adecuadas para el desarrollo de la vida y las actividades humanas. Cada uno de los matices se mide en una escala que va de 0 hasta 10 con lo que cualquier zona de nuestro espacio tiene un binomio numérico asociado que explica cómo son y cómo se comportan los matices de la energía telúrica en esa zona. 0 – 10, 5 – 5, 6 – 6, etc.

Calidad

Por otro lado, continuando con el ejemplo de la luz, podemos encontrarnos que, aun tratándose de luz perfectamente blanca (los tres colores perfectamente equilibrados) hay una inmensa gama de intensidades, desde la luz de una candela, hasta la luz de los focos que utilizan en los rodajes de cine así pues, la segunda característica a tener en cuenta por tanto, será la intensidad [calidad] con que se manifiesta la energía telúrica en una determinada zona del espacio.

Este parámetro se mide utilizando la escala que a mediados del siglo XX inventó Antoine Bovis en sus primeros experimentos con el campo energético generado por alimentos y que bautizó con su propio nombre creando las unidades Bovis, uBv. En espacios urbanos, la calidad de la energía telúrica tiene valores que suelen moverse entre las –4000uBv y las 9.000uBv.

A partir de estas características (polaridad y calidad) puede ya construirse una radiografía bastante exacta de las características energéticas de un entorno y localizar aquellas zonas que debido a su acusada polaridad o bajo nivel de energía (zonas geopáticas) deben ser evitadas o bien deben corregirse utilizando acupuntura del espacio u otras metodologías afines para hacerlas aptas para su uso prolongado (camas, despachos, salas de reuniones, sofás, … ).

Niveles adecuados para la vida y actividad humana

Para un correcto desarrollo de las actividad humana, desde la puramente biológica (fisiológica) hasta la más intelectual o espiritual, los valores mínimos de polaridad y calidad de la energía telúrica deben situarse por encima de ciertos límites.

Imagen del biómetro inventado por Antonie BovisLa polaridad debe estar pondera alrededor del 50% entre el matíz Ying y en matíz Yang, en el entendido que una cierta tendencia ying (hasta el límite de 60 – 40) favorecerá la reflexión y el aquietamiento, mientras que una cierta tendencia yang (hasta el límite de 40 – 60) favorecerá el cambio, la maduración y la evolución de los procesos. Más allá de estos límites, las actividades humanas tienden a desquilibrarse demasiado. Son espacios en los que es difícil desenvolverse.

En cuanto al factor de calidad de la energía telúrica, debido al propio nivel de vibración del cuerpo humano, por encima de las 6.500uBv (no olvidemos que nosotros también generamos un campo de energía), la calidad energética del entorno donde vivimos siempre deberá estar por encima de ese límite. Un entorno por debajo de este límite nos descarga, nos ralentiza.

Las actividades biológicas y fisiológicas humanas se desarrollan a partir de niveles de 6.500 uBv, las actividades mentales se desarrollan en plenitud en espacios con niveles de energía telúrica a partir de las 12.000 uBv, y los espacios con valores por encima de las 18.000uBv suelen considerarse espacios adecuados para la actividad espiritual, la meditación, la sanación, etc.

Cuando en nuestra vivienda o negocio, hay una zona en la que no se alcanzan estos mínimos valores de calidad energética o bien ya un desequilibrio notable en la polaridad decimos que en esa zona existe una geopatía.

Feng Shui y geoacupuntura

Existen diversas metodologías para corregir los desequilibrios del entorno: colocación estratégica de minerales en el espacio, la colocación de testigos de cal, barras metálicas de descarga, numerología, geometría, etc… Todas las técnicas son correctas, todas funcionan, todas tienen sus ventajas e inconvenientes, cada cual por tanto, deberá examinar cual es aquella técnica de corrección energética que le hace sentirse más en paz y obtener mejores resultados.

Personalmente, de entre todas estas opciones, la Terapia del Espacio (mi particular visión del Feng Shui) es la técnica que habitualmente utilizo en mi actividad profesional. Este Feng Shui, enriquecido con las aportaciones de diversas disciplinas afines, además de la aproximación clasica para el análisis del espacio, propone también el uso de las técnicas de acupuntura aplicada al entorno -geoacupuntura- debido a sus múltiples ventajas:

  • es un método muy eficaz y simple para lograr la regulación de grandes áreas de territorio
  • consigue la regulación energética con una mínima intervención en el espacio (algo extremadamente crítico cuando se aplica en centros de terapia, oficinas, espacios públicos y similares)
  • por otro lado, más allá de la simple regulación de geopatías, la geoacupuntura sirve además para la construcción de cualquier tipo de modelo energético por complejos que sea
  • y sobretodo, porque es una metodología holística que permite conectar todas estas intervenciones desde el nivel básico –con la detección y corrección de geopatías– hasta niveles de energía mucho más sutiles tanto a nivel terrestre, como humano y celeste.

Por último, y desde mi particular punto de vista esencial, la Terapia del Espacio escoge la geoacupuntura porque únicamente utiliza la energía de la Madre Tierra para realizar todas las correcciones. Es la propia energía en desequilibrio, la que se autorregula por tanto, no hay intervención de otras energías (no hay que añadir fuentes externas) y además, como la única energía que se utiliza es la telúrica, todas las correcciones se realizan a ritmo natural, esto es, al ritmo de la Madre Tierra, lo que garantiza que los periodos de transición y adaptación al cambio, estén en completa consonancia con la actividad natural y humana.

Si quieres saber más sobre energía telúrica, el Feng Shui o la regulación de geopatías pulsa más abajo en el área de artículos relacionados o, si deseas conocer más a fondo mis servicios de Feng Shui y Corrección de geopatías, pulsa en este enlace.

  Joan Miquel Viadé      

Si estás interesado en la Terapia del Espacio, la salud de tu hogar o en neutralizar geopatías, envía el formulario de contacto en la barra lateral o, si lo prefieres, contacta directamente conmigo, llamando al teléfono +34 93 385 83 78 o bien al +34 696 96 41 41 de lunes a viernes en horario de oficina (9:00-19:00).
Fuentes Documentales
Autor: Joan Miquel Viadé Freixes Autor: Joan Miquel Viadé Freixes
5 comentarios sobre “¿Qué es la energía telúrica?
  1. Pablo Martín Lozano dice:

    Gracias por acercarnos el “aparente” complicado entramado de Gaia.
    En cualquier caso aprovecho para decir a todo el que lea este comentario que lo mejor es experimentarlo en tu propia casa/oficina. Se aprende más en vivo.
    De nuevo una explicación muy visual. Gracias.

    Un abrazo. (Siguen sin querer que nos veamos parece…)

  2. Joan Miquel Viadé dice:

    La verdad es que estoy por enviar un e-mail a estos ángeles_nube_funcionario que llevan el tema de la lluvia… Me van a oir :-)
    Tres semanas, tres, hace que tengo pendiente un viaje a valencia, y también por tres veces (tres) he tenido que suspenderlo debido a las lluvias…
    Sea como fuere, la Madre Tierra, y sus esbirros, las nubes, siemore saben más que nosotros… Y parece que han elegido al mes Mayo para que nos veamos.
    Un abrazo.
    PD. Gracias.

  3. crisis de la libertad dice:

    Ímagino la escena de los que experimentaron los efectos de un temblor o un terremoto, por primera vez en la historia´.

    Esta situación la comparo con la que experimentamos ahora en distintas partes del planeta y concluyo que poco o nada ha cambiado.

    El aprovechamiento de distintas fuentes de energía es notoria, menos en cuanto a la energía telúrica, para no solo utilizarla sinó para contrarrestar sus efectos negativos, cada vez en mayor proporción.

  4. Mortadelo dice:

    Me gustaria saber si seria usted capaz de expicar como se pueden captar o medir las energias teluricas:si es mas un “estar en un determinado estado de conciencia” o se utiliza un determinado instrumento electronico,etc.
    ¿Cuales son las tecnicas aplicadas para las mediciones exactas de estas energias y como se manejan?
    ¿seria posible plasmar en esta web este cocimiento,o no quedaria mas remedio que asistir a un curso especifico?
    Muchas gracias.

    • Respondiendo a su pregunta, comentarle que la energía telùrica, efectivamente, se puede medir y evaluar su calidad. Existen diversas técnicas para poder realizar esta medición si bien una de las más comunes, es el uso de varillas de radioestesia -la técnica básica de los zahories para encontrar agua-.

      Esta medición se puede realizar debido a la respuesta fisiológica de las glándulas suprarenales a la presión telúrica y a la presencia de lineas de agua. Cuando se da esta circunstancia, las cápsulas suprarenales realizan micromovimientos de contracción y es, gracias a estos casi imperceptibles movimientos que el radioestesista es capaz de realizar su trabajo.

      Por supuesto, con paciencia y un buen entrenamiento, una persona puede llegar a sentir el flujo de la energía telúrica en el propio cuerpo si bien es mucho más sencillo utilizando una herramienta adicional como la varilla o el péndulo.

      Si precisa más información, no dude en enviarme un e-mail.

      Un saludo cordial.

2 Pings/Trackbacks para "¿Qué es la energía telúrica?"
  1. [...] artículos anteriores (La energía telúrica) ya expliqué cuales son dos aspectos básicos que caracterizan el campo de energía telúrica: [...]

  2. [...] largo de la historia se han sucedido las explicaciones sobre este fenómeno. En la antigüedad esta energía telúrica era llamada, venas, ojos o aliento de dragón, lugar sagrado, emanación, línea fría, lugar de [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>